Tal vez el documento más valioso para todos aquellos que hacen el Camino de Santiago desde Sarria es la Credencial del Peregrino. Si hasta este momento no sabías que debías contar con ella, te aseguramos que en cada día de tu peregrinación confirmarás cuán preciada es esta credencial.

Déjanos contarte qué es, para qué sirve y cómo conseguir la Credencial del Peregrino, tu acreditación más valiosa a lo largo de tu viaje.

¿Qué es la Credencial del Peregrino?

Imagina por un momento que vives en pleno siglo IX. Ha corrido la noticia de que se han descubierto los restos del Apóstol Santiago, y el rey Alfonso II ha ordenado que se construya un sepulcro en el lugar donde fueron hallados. 

Como todos, también quieres dirigirte allí a través de las antiguas calzadas romanas y las rutas comerciales: es el inicio de las peregrinaciones a Compostela.

La nobleza y el clero favorecen el peregrinaje construyendo puentes, hospitales y hospicios donde puedan pernoctar los caminantes procedentes de toda Europa. Sin embargo, los recorridos son muy largos, y se debe atravesar territorios diversos, con autoridades y costumbres en extremo variables.

Entonces te enteras de que se han empezado a expedir unos salvoconductos  que acreditan la condición de peregrino. Los otorgan la Iglesia, la nobleza o las autoridades civiles, y ya irás a por el tuyo. 

Sabes que ese documento justificará  los motivos del viaje a través de Europa, garantizando  tu paso entre los diversos reinos y feudos, y te permitirá como peregrino ser atendido en hospitales y hospicios.

Volvamos ahora el presente. Ya has adivinado: la Credencial del Peregrino ha sucedido a ese salvoconducto medieval. En la actualidad, se trata de un documento entregado a los peregrinos con la finalidad de identificarlos durante su recorrido por el Camino de Santiago.

La Credencial tiene carácter personal e intransferible, y constituye la prueba irrefutable de la peregrinación a Santiago.

¿Cómo es la Credencial del Peregrino?

La credencial del Peregrino es un tríptico plegado impreso en cartulina. Consta de dieciséis páginas. La primera es una carta de presentación del peregrino, donde van sus datos personales; en la parte de arriba de esta página va el sello de la entidad que otorgó la credencia, y abajo se coloca la fecha en que se culmina la peregrinación y el sello de la Catedral.

En la segunda página encontramos algunas consideraciones acerca de la Credencial, el Camino y la forma de hacerlo. Las siguientes páginas contienen las casillas que se irán sellando a lo largo de la ruta. 

Estos sellos normalmente son colocados en los albergues y otros sitios donde duermen los peregrinos, pero también se pueden obtener en parroquias, monasterios, catedrales, hostales y en los ayuntamientos.

En el reverso hay información útil acerca del Camino: rutas, albergues,  mapas, etc. También incluye una página con una bendición procedente del Codex Calixtinus, escrito en el siglo XII.

Debido a que hay varios modelos de credencial, lo mejor es obtener la oficial, pues en muchos alojamientos solo permiten pernoctar a quienes poseen este documento.

¿Para qué sirve la Credencial del Peregrino?

La Credencial del Peregrino  tiene dos funciones principales. Permite que tengas acceso a los establecimientos y alojamientos, y además acredita que has recorrido el trayecto suficiente para recibir la Compostela, un certificado expedido por las autoridades eclesiásticas a los peregrinos que han acabado su recorrido. 

La Compostela

Este certificado se entrega a quienes han recorrido un mínimo de 100 km a pie o a caballo, o 200 km en bicicleta, y se ha pasado por los puntos obligatorios. Pero además, para obtenerla se debe confesar una fe religiosa; es decir, que se ha realizado la peregrinación y visitado la tumba del Apóstol Santiago con un motivo cristiano. 

Quienes han realizado el Camino movidos por motivos diferentes, no reciben la Compostela sino la Certificación del Peregrino.

La Compostela es entregada en la Oficina de Acogida al Peregrino, ubicada en la Rúa das Carretas Nro.33 de Santiago de Compostela, a unos 200 metros de la Catedral.

¿Cómo conseguir la Credencial del Peregrino?

Una de las formas más sencillas de obtener la Credencial del Peregrino es a través de las distintas Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago en España. También se le puede conseguir en albergues, parroquias y a través de las Cofradías del Apóstol Santiago. En el extranjero, hay también Asociaciones autorizadas a través de las cuales se le puede gestionar.

Cuando el peregrino inicia el Camino sin haber conseguido la credencial, puede obtenerla en el primer albergue en el que pernocte, o en alguna de las oficinas de turismo ubicadas en el recorrido.

El costo de la Credencial del Peregrino varía entre los 50 centavos y 2 euros, y en muchos sitios se entrega de manera gratuita a cambio de algún donativo para las Asociaciones del Amigos del Camino, el cual es dedicado a actividades de protección y mejora del Camino. 

Para recorrer el Camino de Santiago desde Sarria y poder disfrutar de los albergues y otros beneficios con que cuentan los peregrinos, debes tener tu Credencial del Peregrino. Esta te abrirá muchas puertas y facilitará tu recorrido, constituyendo un apoyo incalculable para llegar al destino final, la Catedral de Santiago de Compostela.

Comparte esta entrada:

error: checked